Certifiés BIO

Gels et lubrifiants intimes

Colis discret

sans mention de la marque

Paiement x4

sans frais

SAV 7j/7

disponible 7j/7

chevron_left chevron_right

Anatomie féminine

Nuestros consejos

Explorez avec nous les multiples facettes de la sexualité. Notre blog offre des informations utiles du Kamasutra au BDSM, en passant par l'utilisation judicieuse des sextoys et des techniques pour raviver la passion dans votre couple. Apprenez à mieux comprendre l'anatomie masculine et féminine et découvrez des conseils sexo pour enrichir votre intimité.
Que vous soyez novice ou averti, nos articles sont là pour inspirer, éduquer et guider vers une expérience sexuelle plus épanouissante. Rejoignez notre aventure pour transformer votre vie sexuelle en un voyage de découverte et de plaisir.

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

L'Edging : testez-le pour prolonger votre plaisir

Dans le vaste univers de la découverte et de l'exploration sexuelle, une pratique émerge doucement mais sûrement, captivant l'attention de ceux et celles en quête d'expériences intensifiées. Cette pratique, c'est l'Edging, un terme emprunté à l'anglais signifiant littéralement “être en bordure”. Mais loin d'être une simple tendance passagère, l'Edging se révèle comme une exploration profonde de la sensualité et du contrôle, une danse délicate sur le fil du désir. Vous vous demandez peut-être ce qui rend l'Edging si spécial, pourquoi tant de personnes s'y intéressent, et surtout, comment cette pratique pourrait enrichir votre propre jardin secret. L'Edging n'est pas seulement une méthode pour intensifier le plaisir, c'est une véritable invitation à se reconnecter avec son corps, à découvrir de nouvelles facettes de sa sexualité et, ultimement, à se réapproprier son plaisir. Laissez-vous tenter par cette nouvelle pratique et découvrez comment l'Edging peut transformer votre manière de vivre et de ressentir le plaisir. Prêt à explorer les confins de votre désir ? Posons les bases : c’est quoi l'Edging ? Dans le contexte de notre intimité, il s'agit d'une pratique où l'on flirte avec le sommet du plaisir, sans toutefois franchir le seuil de l'orgasme, du moins pas immédiatement. L'Edging est cet art délicat de maintenir cet état d’extase qui arrive juste avant l’orgasme, prolongeant ainsi l'expérience du désir et décuplant la puissance de l'orgasme final. Concrètement le but c’est de se retenir de jouir pour rester en phase dites “pré-orgasmique”, afin de profiter plus longtemps du plaisir. Cette pratique se présente aujourd’hui comme une méthode moderne pour enrichir l'expérience sexuelle, que ce soit en solo ou en couple : En solo, l'Edging devient une forme de méditation érotique, une occasion de se connecter profondément avec son corps et ses sensations. Dans le cadre d'une relation, elle ouvre un espace de communication et de partage, où chaque partenaire apprend à lire et à répondre aux signaux de l'autre, créant ainsi une complicité et une synchronicité hors du commun. L'Edging n'est pas seulement une méthode pour intensifier le plaisir, c'est aussi une voie vers une meilleure connaissance de soi et de son partenaire. L’Edging : pourquoi c’est si bon ? Lorsque nous explorons l'univers de l'Edging, nous découvrons rapidement que ses bienfaits vont bien au-delà d'une simple intensification du plaisir. Cette pratique, riche en nuances, offre un éventail de bénéfices tant sur le plan physique que psychologique, contribuant à une expérience sexuelle plus profonde et plus satisfaisante. Explorer la conscience de son corps L'un des principaux atouts de l'Edging réside dans sa capacité à nous reconnecter avec notre corps. En pratiquant l'Edging, nous apprenons à écouter et à interpréter les signaux que notre corps nous envoie, augmentant ainsi notre conscience sensorielle. Cette sensibilité accrue nous guide vers une compréhension plus intime de nos désirs et de nos limites, nous permettant d'expérimenter le plaisir d'une manière plus éveillée et consciente. Augmenter ses sensations orgasmiques L'Edging transforme l'orgasme en une expérience plus intense et plus durable. En retardant le moment de l'orgasme, on accumule une énergie sexuelle qui, lorsqu'elle est finalement libérée, procure des sensations beaucoup plus puissantes et satisfaisantes. Si vous couplez ça à d’autres techniques pour augmenter vos sensations comme la contraction du périnée, vous allez clairement découvrir une nouvelle manière de vous faire du bien. Mieux contrôler son excitation Pour celles et ceux qui cherchent à améliorer leur endurance sexuelle, l'Edging se présente comme un exercice idéal. En apprenant à contrôler l'excitation et à retarder l'orgasme, les pratiquants peuvent prolonger leurs rapports sexuels, augmentant ainsi la satisfaction mutuelle. C'est particulièrement bénéfique pour les personnes désirant contrôler leur éjaculation et prolonger le plaisir partagé. Augmenter la connexion émotionnelle Lorsqu'il est pratiqué en couple, l'Edging peut renforcer la connexion émotionnelle entre les partenaires. Cette pratique exige une communication ouverte et une attention profonde aux réactions de l'autre, ce qui favorise l'intimité et la confiance. Chaque partenaire apprend non seulement à donner mais aussi à recevoir du plaisir d'une manière plus attentive et connectée. L’Edging à faire seul.e ou en couple L'Edging, bien que profondément personnel dans sa pratique, se décline en deux expériences enrichissantes : en solo et en couple. Chacune de ces expériences offre une dimension unique de découverte et de plaisir. L'Edging en solo : apprendre à contrôler son orgasme Le voyage de l'Edging commence souvent en solo, où il se transforme en un acte de découverte personnelle et de maîtrise de soi. Pratiqué seul, l'Edging devient une forme de méditation sensuelle, un moyen d'explorer les confins de votre plaisir, de votre endurance et de la masturbation. En solo, l'Edging vous permet de vous familiariser avec vos réactions physiques et émotionnelles face à l'excitation croissante. C'est une opportunité d'apprendre comment votre corps répond à la stimulation prolongée et comment gérer l'intensité de votre désir. Si vous êtes un homme, cela peut aussi vous permettre de devenir “multi-orgasmique” et de centupler votre plaisir pendant les rapports. Si vous êtes une femme, pratiquez l’Edging en intégrant l’usage de jouets peut aussi vous permettre de découvrir de nouvelles manières de vous faire du bien. Pour vous entraîner à cette pratique, on vous conseille vivement notre stimulateur clitoridien. Cette pratique vous aide à développer une meilleure endurance, en vous permettant de contrôler et de prolonger vos sessions de plaisir. Cela mène à des orgasmes plus intenses et satisfaisants, transformant chaque expérience en une exploration plus riche de votre sexualité. L'Edging en couple : pour une meilleure connexion à tous les niveaux Lorsqu'il est pratiqué en couple, l'Edging devient une danse intime de communication et de partage. C'est une exploration conjointe des limites du plaisir, où chaque partenaire apprend à lire et à répondre aux besoins de l'autre. Puisque l'Edging exige une communication ouverte et attentive. C'est un exercice qui renforce la complicité et la connexion, chaque partenaire devenant plus conscient des désirs et des limites de l'autre. L'Edging en couple permet de découvrir de nouvelles façons de donner et de recevoir du plaisir. En prolongeant l'excitation, les partenaires partagent une expérience intensifiée, aboutissant à des orgasmes synchronisés et profondément connectés. L’Edging : pour améliorer sa santé sexuelle L'Edging, au-delà d'être une pratique érotique enrichissante, offre également des avantages significatifs pour la santé sexuelle. Cet art subtil de retarder l'orgasme n'est pas seulement une voie vers des plaisirs plus intenses, mais aussi un moyen d'encourager une meilleure santé sexuelle globale. Amélioration de l’équilibre hormonal et du bien-être Impact sur la dopamine L'Edging, en retardant l'orgasme, joue avec les niveaux de dopamine, l'hormone associée au plaisir. Ce contrôle peut aider à équilibrer les réponses hormonales, offrant ainsi une expérience plus stable et plus satisfaisante sur le plan émotionnel. Réduction du Stress et de l'Anxiété Pratiquer l'Edging peut être un excellent moyen de réduire le stress et l'anxiété. En focalisant l'attention sur le moment présent et les sensations corporelles, cette technique aide à détendre l'esprit et le corps. Contrôle de l'éjaculation et durée des rapports Pour les personnes ayant un pénis, l'Edging peut être particulièrement bénéfique pour améliorer le contrôle de l'éjaculation. Cette pratique permet d'augmenter l'endurance et de prolonger la durée des rapports sexuels, offrant ainsi une satisfaction accrue pour tous les partenaires impliqués. Une pratique comme l’Edging, ça se teste de toute urgence ! En parcourant les différentes facettes de l'Edging, nous avons ensemble découvert une pratique qui va bien au-delà d'une simple méthode pour intensifier le plaisir. L'Edging est une invitation à la découverte de soi, à l'exploration des limites de notre désir et à la maîtrise de notre plaisir. C'est une danse sensuelle avec nos propres sensations, un jeu subtil où l'on apprend à connaître et à aimer chaque aspect de notre sexualité. Dans tous les cas, l’Edging ne peut vous faire que du bien, c’est certain ! Alors testez cette nouvelle pratique, vous n’avez rien à perdre.

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

¡Estas zonas erógenas que no conocemos!

Las zonas erógenas son regiones del cuerpo humano particularmente sensibles a la estimulación, que pueden provocar una respuesta sexual o erótica. Estas áreas varían de persona a persona y pueden verse influenciadas por factores biológicos, psicológicos y sociales. ¿Qué es una zona erógena? Una zona erógena es una parte del cuerpo humano particularmente sensible a la estimulación, capaz de provocar una respuesta erótica o sexual. Estas áreas tienen una gran cantidad de terminaciones nerviosas, lo que las hace particularmente receptivas al tacto, la presión u otras formas de estimulación. Las zonas erógenas no se limitan a los genitales. Aunque suelen estar más asociados con la respuesta sexual, otras partes del cuerpo, como los labios, el cuello, las orejas, los senos o incluso la parte interna de los muslos, también pueden considerarse erógenas. La sensibilidad de estas zonas puede variar de persona a persona, y lo que resulta estimulante para una puede no serlo para otra. Todos somos diferentes También es importante señalar que la percepción de las zonas erógenas puede verse influenciada por factores psicológicos, culturales e individuales. Por ejemplo, algunas culturas o religiones pueden tener tabúes con respecto a determinadas partes del cuerpo, lo que puede influir en la forma en que los individuos perciben y responden a la estimulación de estas áreas. En resumen, las zonas erógenas desempeñan un papel crucial en la intimidad y la sexualidad humanas, proporcionando multitud de vías para explorar y aumentar el placer erótico. Zonas erógenas clásicas Tanto hombres como mujeres tienen las llamadas zonas erógenas primarias (en los hombres, el pene, los testículos, el punto P, en las mujeres, los senos, la vulva, el clítoris, la vagina, etc.). Todo el mundo está de acuerdo en estas zonas: están inervadas, son sensibles y, cuando se tocan, proporcionan placer. Sin embargo, ¡descubrir tu cuerpo no termina ahí! También hay zonas erógenas secundarias, más personales, que se despiertan según una personalidad, un momento, una pareja, una fantasía... La sensibilidad de estas zonas puede variar mucho de persona a persona, y lo que resulta estimulante para una puede no serlo para otra. Zonas erógenas comunes a hombres y mujeres. Labios: Una de las primeras áreas que exploran las parejas, son extremadamente sensibles al tacto. Cuello: Besos, ligeros mordiscos o caricias pueden provocar una fuerte reacción. Orejas: Los lóbulos en particular pueden ser muy sensibles a besos o mordiscos ligeros. El cuello: una zona a menudo descuidada pero muy sensible. Senos y pezones: En algunas personas, la estimulación de los pezones puede provocar una fuerte excitación. La espalda baja: Particularmente sensible a las caricias y masajes. La parte interna de los muslos: Zona cercana a los genitales y por tanto muy sensible. Pies: algunos encuentran que los masajes en los pies o la estimulación de los dedos de los pies pueden ser eróticos. Zonas erógenas específicas de los hombres. El pene: Evidentemente, esta es una de las principales zonas erógenas del hombre. Los testículos: aunque son sensibles, pueden responder muy bien a una estimulación suave. El frenillo: La banda de tejido situada bajo el glande del pene, especialmente sensible. El ano y la próstata: la estimulación anal puede ser placentera para algunos hombres y la próstata a menudo se conoce como el "punto G masculino". Zonas erógenas específicas de la mujer. El clítoris: zona extremadamente sensible y a menudo central para el placer femenino. La vulva: Incluye los labios internos y externos, ambos sensibles a la estimulación. La vagina: En concreto, la zona conocida como "punto G", situada unos centímetros en el interior de la pared frontal de la vagina. El ano: Al igual que los hombres, algunas mujeres encuentran placentera la estimulación anal. En cualquier caso, cuando hablamos de estimulación anal , es imprescindible realizarla con lubricante . Muchos de nosotros somos conscientes de las zonas erógenas "clásicas". Lo que no sabemos es que nunca dejamos de despertarles con nuevas sensaciones y que… ¡tenemos otras, hasta ahora discretas, que bien podrían volvernos locos mañana! Exploración. Las zonas erógenas originales y a testear urgentemente A algunos les encantará que les hagan cosquillas en los dedos de los pies, otros se excitarán cuando les acaricien el estómago. Y si bien todos tenemos zonas erógenas primarias, todos tenemos zonas secundarias para explorar. En otras palabras, ¡nunca llegamos a conocernos! Entre los ámbitos ya explorados que esconden nuevos placeres y aquellos a los que nunca nos hemos acercado... ¡el éxtasis no está lejos! Exploración de zonas erógenas. Nos entendemos a nosotros mismos, entendemos a nuestra pareja y frecuentemente experimentamos placer según nuestros propios estándares . Seguir un camino familiar es cómodo y forma nuestra “esencia erótica”. Sin embargo, para explorar territorios erógenos desconocidos y sentir nuevas emociones , centrémonos en la sensualidad y la delicadeza. Los juegos previos extensos son esenciales para ir más allá de nuestros gestos familiares y atrevernos a explorar, solo o en dúo. Cuando el deseo se intensifica y nos dejamos llevar, tocamos cada zona del cuerpo de nuestra pareja, animándola a hacer lo mismo. Otra forma de sumergirte en la sensualidad es a través del masaje . Busquemos un lugar acogedor en la cama, creemos un ambiente agradable y comencemos con masajes mutuos. Tomarse su tiempo No tiene sentido anticipar el acto íntimo que podría seguir: no es el objetivo principal y nos distrae del momento presente. En cambio, concentrémonos en descubrir el cuerpo del otro, desde la espalda hasta el busto, desde la curvatura del brazo hasta el cuello, desde los muslos hasta las nalgas ... Se ofrece un momento sin fin. Despertar tus zonas erógenas: consejos Pasando la mano por el antebrazo… ¿meh? ¡El tacto es un arte! Y para despertar una zona erógena, ¡toquemos de otra manera! Usamos las yemas de los dedos para lograr la máxima emoción, agarramos o arrancamos ligeramente las uñas para un agarre un poco más salvaje... ¡Cambiamos nuestro enfoque, nuestro método ! Y también ritmo. Más rápido, más lento, nos alternamos. Sin olvidarnos de utilizar nuestra boca, muy sensible, húmeda, cálida, que nos permite acercarnos de una forma diferente a los rincones del cuerpo de nuestra pareja. Finalmente, los juguetes sexuales vibrantes pueden ser verdaderos “motores”. El juguete Goliate My Pleasure será el compañero ideal. Especialmente diseñado para estimular tu intimidad o la de tu pareja, vibrará sobre todas las partes erógenas de tu cuerpo con tal potencia que despertarán ciertos rincones de tu anatomía. Comunicarse con su pareja: la clave del éxito Nos toca, lo tocamos... Para descubrir nuestras propias zonas erógenas pero también las de nuestra pareja, ¡escuchémonos y no dudemos en comunicarnos! Cuando escanees el cuerpo de tu pareja, presta atención a sus reacciones , a su respiración, a la expresión de su rostro... Entonces entenderás si estás en el camino correcto. Así como él te observará mientras te acaricia: dile mediante sonidos, suspiros… y que eso te gusta. Y además, las palabras siguen siendo bastante útiles además de este lenguaje no verbal. “Me encanta, inténtalo de nuevo”… Al comunicarnos, hacemos que el viaje sea cada vez más sorprendente, nos aventuramos juntos, como pareja, en nuevos terrenos.

Leer más

Nuestros consejos – Mister Ose

LA GUÍA COMPLETA DE DEEP SPOT

El cuerpo femenino se compone de muchas zonas eróticas y erógenas. Hoy, concéntrate en un área exclusivamente femenina que ofrece un placer intenso a muchas personas cuando es estimulada, la llamé Deep Spot. Punto G, punto A, punto profundo: ¿Cómo orientarse? La anatomía femenina está llena de zonas sensibles y muy inervadas que pueden proporcionar en muchas personas innumerables placeres, todos tan diferentes entre sí. Solo que a veces es difícil navegar ya que sus nombres pueden parecer vagos. Sigue la guía, te explico todo de la A a la Z. el punto g El Punto G lleva el nombre del ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, quien lo descubrió en la década de 1950. Recientemente, este famoso Punto G pasó a llamarse Zona G porque un estudio de 2022 sugiere que estaría compuesto por cinco regiones erógenas distintas. Estos se ubican a unas dos falanges de la entrada a la vagina, en la pared anterior, en dirección a la vejiga. También es posible identificar esta zona por su textura rugosa, colocando los dedos en un gancho. Punto A o punto profundo Punto A y Punto Profundo… es exactamente lo mismo, y es el tema que nos interesa hoy. Él medio a área a situando también dentro EL vagina, pero bien más profundo que la Zona G, cerca del cuello uterino para ser exactos. Rico en terminaciones nerviosas, provocaría orgasmos múltiples e intensos en muchas personas cuando se estimula. Para ello, es necesario apreciar la penetración, que es más profunda (nota del editor: aprovecho para recordarles que la penetración no es obligatoria durante un reportaje y que es posible disfrutar de muchas otras maneras). ¿Cómo encontrar el Punto Profundo? Ubicado en el fondo de la vagina, se identifica por su consistencia, que es más suave al tacto que la pared vaginal. También es importante señalar que es muy sensible a la presión. Además, si estás atento a su cuerpo y a las sensaciones que te da, podrás identificarlo sin demasiada dificultad. Para hacer esto, no dude en tomarse el tiempo. Puede parecer obvio a primera vista, pero nuestra vida diaria está marcada por muchas tareas que podemos olvidar para reducir la velocidad. La sexualidad no es una excepción a esta regla y, a veces, es necesario tomarse un tiempo para uno mismo para (re)apropiarse de su cuerpo. Cuando se desea descubrir nuevos placeres como es el caso aquí, es sumamente importante poder identificar cada sensación, sea cual sea. Practicando esta introspección regularmente, se vuelve más fácil conocerse a sí mismo y, por lo tanto, comprender mejor sus deseos y, a fortiori, sus necesidades. ¿Cuáles son las sensaciones que proporciona? Al ser cada cuerpo diferente, las sensaciones pueden variar de una persona a otra. Su estimulación puede, en algunas mujeres, ser suficiente por sí sola ya que el punto es sensible. Para otros, agregue un estimulación del clítoris será necesario aumentar este placer. Finalmente, es importante señalar que estas sensaciones también pueden ser desagradables. Si este es el caso, no dude en cambiar de posición antes de repetir el experimento. Si no cambia cómo te sientes, no insistas. Una vez más, la sexualidad es lo suficientemente rica como para poder dar placer sin estimular necesariamente el Punto Profundo. ¿Cómo estimularlo? : Consejos y trucos El punto profundo se puede estimular solo o en parejas. En solitario, puedes optar por el punto A si tienes los dedos largos. De lo contrario, puedes usar un juguete sexual para alcanzarlo más fácilmente. En este sentido, te aconsejo que utilices juguetes bastante largos como el conejo vibrador. Mi placer más (esto puede darte placer en el clítoris además de ayudarte a llegar al Punto Profundo) o cualquier otro juguete sexual, con o sin vibración, de al menos 8 cm de largo. En dúo, tu pareja también puede usar sus dedos curvados hacia arriba, un juguete o su pene. Tenga en cuenta que ciertas posiciones facilitan su estimulación. Entre ellos: el galgo, la andrómaca, la amazona y sus variantes o el yunque. Tenga en cuenta también que la sodomía también puede estimular el punto profundo indirectamente si es fanático del sexo anal. Las precauciones a tomar para estimular el Punto Profundo Sea cual sea la práctica a la que uno se dedique, conviene tomar precauciones para limitar los riesgos. Dado que el Punto A se encuentra en una zona muy sensible, es importante en primer lugar estimularlo suavemente (al menos inicialmente) para evitar el dolor tanto como sea posible. Además, si tienes relaciones sexuales con una pareja ocasional, ¡recuerda protegerte! La mejor solución sigue siendo el preservativo. Tenga en cuenta que puede obtenerlo de forma gratuita en las farmacias con una simple receta de su médico. Por último, si estimulas el Punto Profundo, no olvides lavarte bien las manos previamente si usas los dedos y/o lavar tus juguetes sexuales con un producto adecuado. Espero que estos pequeños consejos te hayan ayudado a ver con más claridad esta zona erógena que es el Punto Profundo. Y no lo olvides, si no eres aficionado a la penetración, el sexo sin penetración también está repleto de prácticas que seguro te ofrecerán sabrosos placeres.

Leer más

Nuestros consejos – Maëlle Marchandon

13 consejos para cuidar tu sexo

Cuidar el pene es una parte integral de la vida sexual y, sin embargo, rara vez nos enseñan cómo hacerlo. Desafortunadamente, la vulva es más sensible que el pene a molestias como infecciones urinarias o desequilibrios de la flora... ¡Pero las reglas de higiene se aplican a todos! Algunos consejos prácticos ayudan a garantizar una buena higiene evitando la mayoría de las dificultades. Cuida su vulva Para lavarse el pene: Lava tu vulva una vez al día, pero cuidado, ¡solo la parte externa! La vagina es autolimpiante, nunca debes poner agua ni jabón en su interior, de lo contrario corres el riesgo de desequilibrar completamente tu flora. ¿Qué producto utilizar? Lo ideal es utilizar un tratamiento limpiador suave (sin jabón, sin perfume) o simplemente agua limpia, según tu preferencia. Aunque no sea necesario comprar productos especializados (que son caros y a menudo contienen perfume), conviene evitar los geles de ducha ultraperfumados disponibles comercialmente. Lo ideal es un tratamiento de limpieza suave comprado en una farmacia. Lávate, sí, pero no demasiado: lávate la vulva una vez al día, ¡no más! Lavarse con demasiada frecuencia puede desequilibrar su flora. Si sientes la necesidad de refrescarte durante el día (por ejemplo, cuando tienes la regla) puedes enjuagar con agua limpia, pero sin añadir ningún producto ni jabón. Seca bien tu vulva después de la ducha para evitar captar humedad en esta zona tan sensible. ¡Deben evitarse las toallitas y los desodorantes! Además de inútiles, muchas veces resultan perjudiciales. Utiliza únicamente productos orgánicos que son buenos para el cuerpo, como el bálsamo de cuidado regenerador para la vulva . Algunos consejos sobre tu sexualidad Cualquier cosa que entre en contacto con tu vulva debe estar limpio: es obligatorio lavarse las manos (/juguetes sexuales, penes, etc.) antes de la masturbación o el sexo. No pasamos del ano a la vulva: el ano y el recto contienen bacterias que nunca deben entrar en contacto con esta zona, so pena de provocar molestias como vaginosis, micosis o incluso una infección urinaria. Esto también se aplica al paso del ano (externo) a la vulva (externa), incluso si no ha habido penetración. ¡En cambio, hacer lo contrario no supone ningún problema! Ir a orinar después del sexo: esto reduce el riesgo de infección urinaria, al eliminar todas las pequeñas bacterias que podrían haberse alojado en la uretra. Consejos para la vida diaria: Beba mucha agua y use ropa interior de algodón. ¿Con o sin pelo? Los pelos son higiénicos: forman una barrera que reduce ligeramente el riesgo de infección. La decisión de conservarlos o eliminarlos debe depender de sus deseos y preferencias. Bonificación: ¡mira tu vulva en un espejo! Esta área del cuerpo a menudo se descuida, pero conocerse mejor a uno mismo es una parte integral de la satisfacción sexual. Si te sientes cómoda con esto, toma un pequeño espejo (o la cámara selfie de tu celular), y observa tu vulva, tratando de identificar los diferentes elementos: clítoris, meato uretral, labios internos (“labios menores”). ), labios externos ("labios mayores"), entrada a la vagina. Ayúdate de una ilustración si tienes dudas. Cuida su pene Lávate el pene: Debe limpiarse cuidadosamente todos los días. El pene es generalmente menos sensible que la vulva a los desequilibrios de la flora, por lo que es perfectamente posible utilizar jabón o gel de ducha para lavarse, aunque lo ideal sigue siendo un tratamiento de limpieza suave. Si no te has operado de circuncisión, no olvides quitarte el pene para lavarte el glande. El escroto (la piel que rodea los testículos) y el ano también deben limpiarse con cuidado. Toca tus testículos: El cáncer testicular es muy tratable si se detecta a tiempo. ¡Y la mejor manera de detectarlo rápidamente es palpar tus testículos con regularidad! Una vez al mes, en la ducha con agua y jabón, utiliza una mano para sujetar tus testículos y la otra para palparlos en busca de cualquier anomalía: pequeño bulto duro debajo de la piel, dolor, hinchazón... En caso de duda, consulta con tu médico de cabecera. rápidamente. Cuida a tus socios: Ciertamente, el pene es menos sensible que la vulva a las infecciones y a los desequilibrios. Pero una falta de higiene por tu parte podría causar molestias a tu pareja. Cuidar tu salud sexual también significa pensar en los demás teniendo una buena higiene, teniendo condones del tamaño adecuado, averiguando qué podría crear un problema a tu pareja y consultando ante la más mínima señal de alerta. Encuentre el condón adecuado: Un condón demasiado apretado puede causar pérdida de sensación, y un condón demasiado flojo tiene más probabilidades de deslizarse durante las relaciones sexuales. Un buen condón se ajusta perfectamente, pero no demasiado. Si tienes dudas sobre tu talla, puedes acudir a este sitio . Cuidar tu pene también es... Acepta su olor: ¡La vulva y el pene no huelen a rosas y eso es normal! Mientras tu higiene sea buena y tu olor no cambie repentinamente, no hay motivo de preocupación. Consultar ante la menor alerta: Secreción inusual, aparición de un pequeño bulto, picazón, cambio brusco en el olor de su pene, manchas, dolor, secreción extraña... Cualquier señal inusual debe llevarle a consultar rápidamente a su médico de cabecera. La mayoría de las dificultades e inconvenientes se pueden resolver fácilmente si se manejan correctamente. En caso de problema, evite los “remedios caseros”: Muchas personas intentan tratar las infecciones por hongos o la vaginosis con remedios locos (¡como ponerse yogur o ajo en la vagina!). Resultado: la mayoría de las veces la situación empeora. Pide consejo a tu médico o ginecólogo antes de intentar cualquier cosa fuera de lo común para resolver tu dificultad, y no olvides que los tratamientos médicos tradicionales (óvulos, antibióticos, etc.) son los más efectivos y eficientes. Protégete de las ITS: Lamentablemente, las ITS están aumentando debido a la disminución del uso de protección. ¡Usar condones y hacerse pruebas periódicas son las dos mejores formas de protegerse! Espero que estos pocos consejos te ayuden a cuidar tu pene con facilidad. Y sobre todo, para cuidar tu pene, ¡también aprendes a divertirte! Por ejemplo, probando nuestro súper Conejo .

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

El perineo, o cómo intensificar tus orgasmos. ¡Simple y eficiente!

¿Qué es el perineo? El perineo es una zona de piel compuesta por músculos y ligamentos que toma forma de hamaca. Se encuentra entre los genitales y el ano. El diagrama que aparece aquí le ayudará a comprender exactamente dónde se encuentra el perineo (¡Gracias Mama Hangs!) El perineo es una zona frágil a la que generalmente prestamos poca atención. La mayoría de las mujeres sólo oyen hablar del perineo después del parto , cuando es necesaria la rehabilitación perineal. Algunos hombres sólo se dan cuenta de ello durante la cirugía de próstata. Sin embargo, fortalecer el perineo tiene varias ventajas , como por ejemplo: pérdida de peso preparación para el parto aumento del placer orgásmico retrasar la eyaculación precoz Y además, ¡la tonificación se puede realizar a cualquier edad! El papel del perineo para mujeres y hombres. Esta parte del cuerpo es un área que juega un papel crucial en la anatomía y sexualidad de los individuos. En las mujeres, ayuda a cerrar el abdomen y sostiene varios órganos en la parte inferior del abdomen. Mientras que en los hombres incluye el final del tracto digestivo y parte de los tractos urinario y genital. Esta área contiene vasos sanguíneos vitales que envían sangre a los genitales y las terminaciones nerviosas envían mensajes sexuales al cerebro. ¿Por qué deberías fortalecer el perineo? Cuestiones relacionadas con la sexualidad En la intimidad de ambos socios, el perineo permite una sexualidad plena y contribuye a aumentar las sensaciones. Si no es lo suficientemente firme, la mujer corre el riesgo de sentir menos el pene, lo que se traduce en una reducción del placer durante la penetración. Por otro lado, un perineo bien musculado favorece la compresión y elevación del clítoris, así como la vascularización. Desempeña un papel crucial en la sexualidad por varias razones: Soporte de órganos pélvicos: el perineo sostiene la vejiga, el útero y el recto. Un perineo tonificado asegura un buen mantenimiento de estos órganos, lo que puede contribuir a una mejor salud sexual. Control de las contracciones durante el orgasmo: Durante el orgasmo, el perineo se contrae rítmicamente. Un perineo bien tonificado puede intensificar las sensaciones que se sienten durante el orgasmo. Prevención de la incontinencia: Un perineo fuerte ayuda a prevenir la incontinencia urinaria y fecal, lo que puede tener un impacto positivo en la confianza en uno mismo y el bienestar sexual. Facilitar el parto: Para las mujeres, un perineo flexible y tonificado puede facilitar el parto y reducir el riesgo de desgarros. Después del parto, la rehabilitación del suelo pélvico puede ayudar a restaurar el tono muscular y mejorar la función sexual. Circulación sanguínea mejorada: un perineo bien tonificado promueve una mejor circulación sanguínea en la región pélvica, lo que puede mejorar la sensibilidad y la respuesta eréctil en los hombres. Control de la erección y la eyaculación en los hombres: En los hombres, el perineo desempeña un papel en el control de la erección y la eyaculación. Un perineo fuerte puede ayudar a mantener una erección de calidad y controlar el momento de la eyaculación. En definitiva, el perineo es fundamental para la salud y el bienestar sexual. Su tonificación y flexibilidad se pueden mantener mediante ejercicios específicos, muchas veces recomendados por fisioterapeutas o matronas especializadas. Problemas de salud Un perineo deficiente aumenta el riesgo de contraer lo que se llama prolapso o descenso de órganos, así como hipotonía perineal. Aquí es cuando la mujer siente que está boquiabierta . Por otro lado, la hipertonía perineal es cada vez más común, es la contracción involuntaria de los músculos, lo que dificulta la penetración . Para un hombre, esto puede ser la causa de eyaculaciones incontroladas y demasiado rápidas. Además, ayuda a mantener los gases y las heces. Antes y después del parto El parto tiene efectos negativos en el perineo, porque aumenta la carga que se le aplica. Lo que provoca relajación y una reducción del placer en el momento del acto. Esta es también la causa de la pérdida de orina. Sin embargo, todos estos problemas se pueden resolver fácilmente mediante la rehabilitación perineal. Sin embargo, es preferible aprender a tonificarlo desde el embarazo, para así suavizarlo, lo que facilitará la salida del bebé. ¿Cómo fortalecer tu perineo? Existen varios ejercicios que te permiten fortalecer tu perineo. El ascensor para fortalecer el perineo Ponte en posición acostada o sentada e imagina que tu perineo es un ascensor de 4 pisos. Sube gradualmente contrayendo un poco más el perineo por cada piso a alcanzar, mientras haces un descanso al llegar a cada piso. La contracción del perineo proporciona una sensación que ascenderá hacia tu esternón o pecho. 1er piso: contraiga los músculos del perineo durante 1 segundo, haga una pausa y suéltelos suavemente; 2.º piso: contraer durante 2 segundos, intentando elevar el suelo pélvico (perineo), hacia la parte superior del cuerpo y luego soltar lentamente; 3er piso: contraiga los músculos del perineo, levantándolos un poco más durante 3 segundos, luego suéltelos suavemente; 4to piso: contrae una última vez durante 4 segundos y suelta lentamente. El medio puente para fortalecer el perineo Esta es una postura de yoga que ayuda a fortalecer el perineo. Para ello es necesario tumbarse boca arriba, con los brazos al costado del cuerpo, las piernas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Luego, respira profundamente contrayendo el perineo mientras aprietas los glúteos y presionas los pies para inclinar la pelvis. Finalmente, debes levantar los glúteos del suelo soplando durante 10 segundos , para luego volver a bajar suavemente, desenrollando la columna vértebra a vértebra. Ejercicios sencillos para hacer todos los días. De hecho, existen ejercicios sencillos que puedes realizar en cualquier lugar, como en la oficina, en casa... Durante el día, recuerda contraer regularmente el perineo durante 5 segundos, luego soltarlo y repetir el movimiento diez veces seguidas. . Sin embargo, cabe destacar que todos los ejercicios deben realizarse con la vejiga vacía . De lo contrario, podrían provocar una infección urinaria. Por último, no dudes en utilizar las famosas Bolas Kegel, la compañera ideal para fortalecer tu perineo sin esfuerzo. El perineo y el placer sexual en mujeres Según Jean Bourdin, fisioterapeuta y sexólogo, si el perineo está bien musculado, se producirá la lubricación de la vulva, porque las glándulas de Bartolino se drenarán más fácilmente. Además, su contracción reduce la apertura vaginal y tensa un tercio de la parte externa de la vagina , lo que la mantendrá firme. Esto promueve un aumento de las contracciones vaginales y permitirá un placer orgásmico más intenso, un círculo virtuoso beneficioso para la sexualidad. ¡Es bueno intentar aumentar tu placer durante el orgasmo! Esto también debe hacerse tan pronto como sepa dónde encontrar su Deepspot. en el de los hombres Debes saber que la próstata se encuentra a dos centímetros del canal rectal. Sin embargo, la estimulación del perineo permite un acceso indirecto al mismo. Además, es una zona especialmente erógena para los hombres, porque los músculos se llenan de sangre durante las relaciones sexuales, por lo que es el mejor momento para explorarla. Entonces, ¿cuándo empiezas? Independientemente de su género, estimular esta área podría ser una gran adición a su vida sexual, ya que el perineo es rico en terminaciones nerviosas sensibles. Por lo tanto, todo el mundo es sensible a ello hasta cierto punto. Cualquiera que sea tu género, existe una variedad de placeres que quizás aún estés explorando.

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

la mujer chorreando

¿Deberíamos tenerle miedo? ¿Se debe esto a una anomalía? Este fenómeno puede suscitar miedo e incluso repugnancia en algunas personas, sobre todo porque, incluso hoy en día, sigue siendo incomprendido. Y, sin embargo, las investigaciones científicas realizadas por varios sexólogos han demostrado que se trata de una reacción fisiológica completamente natural.** Mujer fuente: ¿cómo funciona en nuestro cuerpo? Anatómicamente, las mujeres fuente no tienen nada que las diferencie de las demás. Además, el Dr. Desvaux, andrólogo y sexólogo, afirmó que muchas más mujeres de las que pensamos pueden ser fuentes. Por otro lado, el trabajo realizado por el Dr. Cabello Santa María indicó que el 75% de las mujeres estudiadas habrían expulsado un líquido al momento del orgasmo. El progreso de la ciencia ha permitido dar a conocer un poco más este fenómeno y barrer prejuicios . Sin embargo, sigue siendo una fuente de frustración para algunas mujeres, porque muchas de ellas todavía se sienten avergonzadas delante de sus parejas. Las mujeres fuente son todas diferentes entre sí. Algunos logran controlarlos, mientras que otros no pueden. ¿Pueden todas las mujeres ser fuentes? El fenómeno que experimentan las mujeres fuente es un mecanismo fisiológico, lo que implica que todos son lógicamente capaces de ello. En algunas mujeres, esta impresionante eyaculación compuesta principalmente de jugo de amor y orina es incontrolable. En otros, está bien controlado. ¿Cómo convertirse en una mujer fuente? Lo que es tranquilizador es que se puede aprender a ser una mujer fuente. Para ello existen diferentes técnicas posibles. Sin embargo, debes saber que cada persona es diferente, es decir que es necesario pasar por varias fases de descubrimiento de tu cuerpo para poder encontrar el método adecuado. Por otro lado, existen varios consejos que pueden favorecer el mecanismo, como lograr un estado óptimo de relajación, ya que la estimulación y la relajación son los puntos clave de este fenómeno. Varios sexólogos sugieren que se trata de abandono y que la expulsión de este líquido se asimila a un abandono total. ¿Las claves para convertirse en una mujer fuente? El papel del socio Según el sociólogo Jacques Salomé, las mujeres fuente son, en su mayoría, mujeres que han encontrado una pareja sensible y atenta a su sexo. En efecto, para alcanzar este estado y activar el mecanismo, es necesario estar en sintonía con tu cuerpo, tu sexualidad y especialmente con tu pareja, para que el acto sea un momento propicio a la relajación y no una fuente de estrés. para solteros Es completamente posible desencadenar este fenómeno estando solo. Estudios realizados en 1950 demostraron que la estimulación del punto G podría ser la causa de este fenómeno. Por tanto, existen varias técnicas posibles, como el uso de juguetes sexuales, pero también la técnica del “Capitán Garfio” , que consiste en introducir dos dedos, en forma de gancho, en la vulva y luego ejercer una suave presión sobre la punta. Esta técnica podría activar el mecanismo. Las mejores posiciones para entregar la fuente. La clave del concepto de mujer fuente es la emoción. A continuación, hay algunas técnicas que puede probar: Posición estilo perrito : esta posición permite una penetración profunda y un ángulo que puede estimular el punto G. Luego puedes tocar a tu pareja con los dedos o con un juguete sexual. Puede masturbarse al mismo tiempo para aumentar su placer. Posición del misionero con almohadas : colocar una almohada debajo de las caderas puede cambiar el ángulo de penetración y permitir una mejor estimulación del punto G. Luego, use sus dedos para “enganchar” y estimular suavemente el clítoris al mismo tiempo. Posición de mujer arriba : cuando la mujer está arriba, tiene más control sobre el ángulo y la profundidad de la penetración, lo que puede ayudar a apuntar al punto G. Posición de cuchara : esta posición permite una penetración más suave y un ángulo que se puede ajustar para estimular el punto G. También puedes usar tus dedos y los de ella para aumentar la excitación. Uso de juguetes sexuales : algunos juguetes sexuales están diseñados específicamente para apuntar al punto G y pueden usarse solos o con una pareja para explorar esta sensación. ¡Por ejemplo, puedes probar nuestro juguete especialmente diseñado para el Punto G que te ayudará a llevar a cabo esta difícil tarea de permitir que tu pareja se convierta en una mujer fuente! ¿Existe alguna diferencia entre el squirting femenino y la eyaculación femenina? El squirting y la eyaculación femenina son a veces temas tabú. Aunque los dos conceptos puedan tener características similares, es necesario aclarar que si bien todas las mujeres pueden convertirse en fuentes, no todas pueden eyacular. El progreso de la ciencia ha permitido levantar el velo sobre estos dos fenómenos, porque, en realidad, el mecanismo de la eyaculación femenina y el del squirting femenino son diferentes . Sin embargo, es importante subrayar que ambos fenómenos no son en modo alguno sinónimos de un orgasmo más intenso. la mujer fuente Este nombre se aplica especialmente cuando durante el orgasmo se escapa una gran cantidad de líquido. El esfuerzo físico y la excitación intensa aumentan el ritmo cardíaco, lo que provoca una circulación y filtración más rápida de la sangre, lo que provocará que se acumule líquido en la vejiga. Posteriormente, este será evacuado en forma de goteo o chorro en el momento de la estimulación sexual que conduce al orgasmo. La vejiga se vaciará por completo después del pico de excitación. Tras realizar análisis, los científicos pudieron deducir que este líquido tendría la estructura química de la orina, pero más diluido. Es inodoro, incoloro y tiene un sabor neutro, lo que lo haría más parecido al agua. eyaculación femenina Durante las relaciones sexuales, algunas mujeres pueden liberar una mayor o menor cantidad de líquido de la zona genital. Sin embargo, esta eyaculación se diferencia de la de las fuentes femeninas, porque proviene de las glándulas de Skene, también llamadas próstatas femeninas. La composición de esta eyaculación es similar al líquido prostático de los hombres . Los estudios han demostrado que contiene fosfatasa ácida prostática y fructosa, las cuales están presentes en el esperma masculino. Según el Dr. Desvaux, “todas las mujeres tienen estas glándulas, pero están más o menos desarrolladas dependiendo del nivel de testosterona y de la genética. » Incluso si este fenómeno requiere estimulación para desencadenarse, hay que tener en cuenta que la eyaculación y el orgasmo no siempre van de la mano, porque la eyaculación puede ocurrir antes o después de la excitación. Lo que dice la historia de las mujeres fuente Las mujeres fuente han sido durante mucho tiempo objeto de fascinación debido a su rareza. Algunos las veían como practicantes de magia negra que ejercían un disfrute poco saludable de la sexualidad femenina, mientras que otros las veían como mujeres con fuertes poderes procreativos. En la India al líquido que sale a veces se le llama “néctar de loto” o “néctar de los dioses” e incluso se recomendaba consumirlo. En Ruanda se considera un líquido sagrado. La socióloga Janine Mossuz-Lavau señaló que “su rareza los convirtió en diosas en civilizaciones antiguas y monstruos en ciertas culturas. » En Francia y Estados Unidos, a mediados del siglo XX, varias mujeres fuente fueron operadas de incontinencia urinaria. Este fenómeno ya ha sido mencionado en el “kamasutra” y en la época de Hipócrates quien lo atribuía a una semilla que desempeñaba un papel importante en la procreación. Sin embargo, no fue hasta 2007 que se afirmó con precisión que se trata de un fenómeno completamente natural y que de ningún modo es la expresión de una anomalía. Nuestras últimas recomendaciones si quieres convertirte en una mujer fuente Entonces, está bien, es posible que puedas (o no) entregar este famoso “néctar de los dioses”, una cosa es segura, solo debes hacerlo si estás de acuerdo con la práctica. Aquí están nuestros consejos finales: Comunicación : habla con tu pareja sobre tus deseos y límites, y asegúrate de que ambos se sientan cómodos con la exploración. Preliminares : Tómate un tiempo para calentar y relajarte. La estimulación del clítoris y otras formas de juegos previos pueden aumentar la excitación y hacer que la estimulación del punto G e incluso del punto profundo sean más placenteras. Sin presiones : recuerde que todos somos diferentes y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Explorar la sexualidad debe ser una experiencia positiva y placentera, sin presión para lograr un resultado determinado. Considere la experiencia profesional : si tiene preguntas o inquietudes específicas, también puede considerar hablar con un profesional médico o un educador sexual. La clave es encontrar lo que le conviene y lo hace sentir bien, en lugar de centrarse en un objetivo o desempeño específico. En todos los casos te aconsejamos que vayas despacio, sobre todo utilizando lubricante . ¡En Goliate, nuestro lubricante es incluso natural!

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

¿Cómo soltar durante el cunnilingus?

Si el cunnilingus es un acto erótico, una fuente de placer, no a todas las mujeres les vuelve loca. Todo depende de la pareja, del momento, de la visión que tengamos de esta práctica y de nuestros complejos… Entonces, ¿cómo nos soltamos y disfrutamos? Consejo. Los secretos del buen cunnilingus El cunnilingus es un acto íntimo que puede suponer una fuente de intenso placer para muchas mujeres. Sin embargo, para algunos, dejarse llevar durante este tiempo puede ser un desafío. En este artículo te damos todos los secretos para el mejor cunnilingus, y sobre todo… ¡Cómo dejarse llevar para pasarlo lo mejor posible! ¿Cómo realizar un buen cunnilingus? Para empezar, te daremos las reglas básicas para asegurarte de pasar un rato inolvidable. Sentirse limpio es muy importante durante el cunnilingus Es una estupidez decirlo, pero está lejos de ser absurdo. Muchas mujeres temen el cunnilingus por miedo a no oler bien, a estar “un poco sucias” o a sudar. Vivimos en una sociedad que ahuyenta constantemente el pelo y los malos olores, lo que basta para asustarte cuando nuestra última ducha no fue hace tres minutos. La mejor solución, cuando no puedes darte una ducha informal antes de tener relaciones sexuales (y quieres hacerlo), es arrastrar a tu pareja al baño. Bajo el agua, el placer es diferente, más sensual. Incluso podemos pedirle al otro que nos haga cosquillas en los genitales con el cabezal de la ducha como juego previo... Y si no, unas pequeñas toallitas limpiadoras en el bolso o mejor aún, una toallita, ¡serán perfectas para estar 100% cómoda! Piensa en ti mismo, para tener el máximo placer. Para abandonarse a cualquier práctica sexual, es bueno despertar tu pequeña parte de egoísmo. Muchas veces no lo aprovechamos al máximo, como si no fuera bienvenido, como si no merecieramos esa atención... Falso. Atrevámonos a saborear estos pocos minutos de felicidad y a pensar en nosotros mismos, solo en nosotros, en ese bien loco que sentimos, en este hombre que acaricia nuestro pene con su lengua o en un desconocido con el que llevamos años fantaseando... Somos libres de viajar. Guiando a tu pareja durante el cunnilingus ¿Qué pasaría si pensáramos que no nos gusta el cunnilingus cuando sólo unos pocos errores por parte de nuestra pareja nos impidieron disfrutar del placer? ¡Podemos guiarlo! Mientras no lo reorientemos, pensará que su práctica nos conviene. Ahora bien, no hay vergüenza en no amar su forma de hacer las cosas, que no ponga en duda nuestro amor por él. Por lo tanto, podemos, con nuestras dos manos libres, volver a colocar nuestra cabeza, tocar nuestro pene para abrir nuestros labios de manera diferente, etc. También puedes utilizar palabras calientes para guiar adecuadamente a tu pareja durante el cunnilingus. Sí, la comunicación es clave en estos momentos así que ¡ hay que atreverse a dar el paso! No esperes un milagro Si hay un error común, que ya cometemos con el orgasmo, es pensar en el resultado olvidándonos de concentrarnos en lo más importante: ¡nuestras sensaciones! Durante el cunnilingus, no es necesario cruzar los dedos y repetirse "¡Espero que funcione!". ". Al intentar que nos guste, nos presionamos y nos perdemos lo más agradable. ¡Es vaciando nuestra mente y centrándonos en lo que sentimos segundo a segundo que nos sorprenderemos! Por otro lado, está claro que tener unos buenos conceptos básicos, como saber estimular adecuadamente el clítoris , es fundamental. Consejos para dejarse llevar durante el cunnilingus ¡Atrévete a ponerte negro! Otro problema : ¡la luz es demasiado brillante! A menudo nos ponemos en el lugar de nuestra pareja y visualizamos nuestros genitales en primer plano (no es una visión agradable, nos decimos a nosotros mismos). Sin embargo, todos los sexos son hermosos. La vista es un sentido que no falta al hacer el amor y que estimula el deseo sexual. Así, si nos negamos a que nuestra pareja deslice su nariz entre nuestras piernas , con los ojos bien abiertos sobre nuestras partes íntimas, apagar la luz es un primer paso que permite el abandono. ¡Una vela pequeña será suficiente para crear un ambiente tranquilo! Y si mientras lees estas líneas ya estás en el baño, recuerda que nada te impide lavarte a oscuras, con un hilo de luz procedente de la habitación de al lado. Conociendo a tu pareja En cualquier relación, tomarse el tiempo para conocer a su pareja es esencial para construir una base sólida y duradera. Esto va mucho más allá de simplemente conocer lo que les gusta y lo que no les gusta a los demás. Es una exploración profunda de los valores, aspiraciones, miedos y sueños de los demás . Al comprender verdaderamente quién es nuestra pareja, podemos crear una conexión auténtica , anticiparnos a las necesidades de cada uno y afrontar juntos los desafíos de la vida. Este conocimiento mutuo promueve la confianza, el respeto y la empatía, elementos clave para una relación satisfactoria y armoniosa. En definitiva, conocer a tu pareja significa invertir en la calidad y longevidad de la relación. Básicamente, no es el primer cunnilingus lo que cuenta, ¡sino los que vienen después! Al aprender a conocer a los demás (y dejarnos conocer), obviamente disfrutamos más. ¡Para un buen cunnilingus, debes escuchar a tu cuerpo! Escuchar tu cuerpo durante los momentos íntimos es esencial para una experiencia sexual plena y respetuosa . Nuestros cuerpos nos envían señales claras sobre lo que nos hace sentir bien, lo que nos resulta incómodo o lo que necesitamos para sentirnos seguros. Escuchando estas señales podemos comprender mejor nuestros deseos, nuestros límites y nuestras zonas de confort. Ignorar estos mensajes puede conducir a experiencias insatisfactorias o incluso traumáticas. Por otro lado, al prestar atención a nuestro cuerpo y comunicarnos abiertamente con nuestra pareja, promovemos una intimidad basada en el respeto mutuo, la confianza y el placer compartido. ¡Es un enfoque que valora el consentimiento y la autenticidad, permitiendo a cada individuo experimentar su sexualidad de manera plena y consciente! Cuando te concentras en tu placer durante el cunnilingus, ¡claramente sientes más placer! Nuestro último consejo para excitarse durante el cunnilingus Hay muchas formas de realizar el cunnilingus, pero claramente ¡tenemos una posición favorita! Y es la versión cunnilingus al estilo perrito. Si quieres saber más sobre esta magnífica posición, descubre nuestro artículo dedicado al tema: ¿Por qué probar el estilo perrito oral?

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

Los secretos para estimular perfectamente tu clítoris

Órgano sexual dedicado al placer, el clítoris tiene casi 10.000 terminaciones nerviosas. Basta decir que puede llevarnos muy, muy lejos. ¿Qué es el clítoris? El clítoris es un órgano sexual femenino ubicado en la parte frontal de la vulva, donde se unen los labios internos. Es una protuberancia pequeña y sensible que desempeña un papel central en el placer sexual femenino. Está compuesto principalmente de tejido eréctil, similar al del pene de los hombres, lo que significa que puede hincharse y endurecerse en respuesta a la estimulación o la excitación. La parte visible del clítoris, a menudo llamada glande, es sólo la punta del iceberg; La mayor parte del iceberg está... dentro de los cuerpos de las mujeres. 6 técnicas para estimular el clítoris Estimular el clítoris con los dedos Evidentemente, la estimulación manual es la más común. Ya sea que disfrutemos de un placer solitario o compartamos un momento íntimo, los dedos permiten una exploración suave del área del clítoris. Esta es la oportunidad de identificar los labios menores, los labios mayores, el vestíbulo vaginal y luego el propio clítoris, fuente infinita de placer. Dar vueltas genera emoción, mientras que un toque demasiado repentino puede enfriarte. Por tanto, la suavidad es fundamental para despertar poco a poco, hasta sentir que el clítoris se erige. La humedad también es importante: luego puedes mojarte el dedo, usar un lubricante o simplemente dejar que la excitación vaya aumentando hasta que la vagina ofrezca una lubricación natural. En cuanto a toda la mano, interviene aplicando una presión muy ligera, pero también formando pequeños círculos. En Goliate hemos diseñado para ti el lubricante perfecto, ecológico y fabricado en Francia. Estimular el clítoris con un juguete. Muchas mujeres utilizan juguetes sexuales para masturbarse, también dentro de la pareja. Los juguetes para adultos, muy a menudo equipados con vibraciones, ofrecen sensaciones intensas. El orgasmo puede ocurrir muy rápidamente, siendo la estimulación rápida y efectiva. Muchas mujeres juegan y luego se toman un descanso para volver a utilizar los dedos. Una forma de ralentizar la acumulación y crear más tensión sexual. Además, para aumentar tu placer al utilizar un juguete, es interesante contraer el perineo para aumentar tu placer . Los juguetes sexuales son una excelente manera de descubrir tu cuerpo, de familiarizarte con el ritmo al que el placer crece y crece, para luego jugar como quieras en el camino hacia el placer. Para estimular tu clítoris, te recomendamos empezar con nuestro estimulador de clítoris The Amazing. , dedicado al placer del clítoris, ¡orgasmo garantizado! Estimular el clítoris suavemente, mediante la fricción. Cuando las mujeres jóvenes descubren sus cuerpos y se entregan al autoerotismo, generalmente se frotan contra un objeto blando, como una almohada, el colchón o incluso un peluche. A menudo aprietan las piernas para plegar el clítoris sobre sí mismo, confinándolo dentro de la vulva, para una mayor excitación. La fricción te permite gestionar perfectamente la presión, el movimiento y el ritmo. Durante las relaciones sexuales, puedes frotar el pubis de tu pareja, también su muslo durante los juegos previos. Una forma de no abandonar tu clítoris durante la estimulación vaginal. No es menos bueno, menos placentero y no sólo sirve para los juegos previos. Estimula bien el clítoris con tu lengua. El cunnilingus ofrece un placer húmedo y muy placentero. Del mismo modo que las mujeres suelen disfrutar del placer del clítoris en la ducha, gracias a la presión del agua. Besar el clítoris, lamerlo, es un arte que se puede practicar con mucha suavidad. Elegimos una posición en la que nos sentimos completamente cómodos. Cerramos las piernas o las separamos. Relajamos la cabeza hacia atrás para rendirnos o miramos la escena para despertar nuestros sentidos y excitarnos visualmente. Todo está permitido. Lo ideal es tomarse su tiempo, nunca apresurarse con el cunnilingus, un acto muy sensual durante el cual se pueden estimular otras zonas erógenas, como la entrada de la vagina o los senos, ofreciendo descansos. Para quienes reciben cunnilingus, ¡ lo más importante es dejarse llevar ! ¡Solo para disfrutar de tu placer! Estimulación del clítoris para dos Durante los juegos previos o durante las relaciones sexuales, el pene puede estimular el clítoris. El glande también es muy sensible y está formado por unas 10.000 terminaciones nerviosas. Esta práctica es un deleite para ambos socios. Más allá de las sensaciones vividas, resultado del encuentro entre dos partes muy finas del cuerpo, la dimensión erótica de este gesto promete una enorme excitación. En otras palabras, es la idea misma de frotar el glande contra el clítoris lo que nos traslada a un mundo de fantasía. Visualizamos la escena , o la miramos, y tomamos conciencia de estar en el centro mismo del placer sexual. Estimular el clítoris durante la penetración. Durante mucho tiempo hemos clasificado el placer femenino en orgasmo clitoriano y orgasmo vaginal. Sin embargo, el placer femenino es un todo. Hay “sólo” un orgasmo, que se vive de forma diferente según la mujer, el momento, las circunstancias y las caricias. Hablamos entonces de estimulación externa y estimulación interna. El clítoris es ciertamente visible, pero en realidad mide diez centímetros. Está formado por raíces que rodean la vagina. El famoso punto G, según las últimas investigaciones, en definitiva no es un punto concreto de contacto con el clítoris. Estimular la entrada de la vagina, sin avanzar ni retroceder y sin buscar la profundidad, sino acariciando las paredes, sería, por tanto, la forma de estimular el clítoris desde otro ángulo para obtener un placer global y potente. Estimulación del clítoris: ¡es bueno para la moral! La buena noticia es que los beneficios de la estimulación del clítoris van mucho más allá de nuestras expectativas. La estimulación del clítoris puede tener efectos positivos sobre la moral y el bienestar general por varios motivos: Liberación de endorfinas: cuando se estimula, el clítoris puede provocar un orgasmo, lo que a su vez desencadena la liberación de endorfinas en el cerebro. Las endorfinas a menudo se denominan "hormonas de la felicidad" porque pueden provocar sensaciones de placer y reducir la percepción del dolor. Reducción del estrés: el acto de masturbarse o participar en actividades sexuales puede ayudar a reducir el estrés. Esto se debe a la liberación de otras hormonas, como la oxitocina, que pueden favorecer la relajación y la sensación de bienestar. Mejora del sueño: después de un orgasmo, muchas personas experimentan una sensación de somnolencia o relajación, lo que puede conducir a un sueño más profundo y reparador. Fortalecer la autoestima: Descubrir y valorar el propio cuerpo puede fortalecer la autoestima y la confianza en uno mismo. Sentirse bien consigo mismo y estar en sintonía con la propia sexualidad puede tener efectos positivos en la imagen corporal y la autoestima. Fortalecer los vínculos: Si la estimulación del clítoris se realiza en pareja , esto puede fortalecer los vínculos emocionales y la complicidad entre ambas personas, lo que también es beneficioso para la moral. Alivio del dolor menstrual: para algunas mujeres, la masturbación o la actividad sexual durante la menstruación pueden ayudar a aliviar los dolores menstruales. Entonces, ¿estás listo para probar la aventura y disfrutar al máximo?

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

VAGINISMO: ¿QUÉ SOLUCIONES PARA SALIR DE ÉL?

Debido a una contracción muscular involuntaria de los músculos que rodean la vagina, el vaginismo hace que la penetración sea dolorosa o incluso imposible. ¿Cómo tratarlo y recuperar una vida sexual plena? Nuestras huellas.   Detrás del término vaginismo, está el de vagina. Pero el vaginismo no es un problema de la vagina, ni tampoco un problema ginecológico; por lo general la vagina está bien. El vaginismo es un trastorno sexual relacionado con una contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina. Esta contracción impide entonces la penetración. Es como si la vagina se estuviera cerrando, bloqueándose sola. Médicamente hablando, distinguimos el vaginismo parcial (en este momento, el sujeto no tiene dificultad para insertar un tampón, una copa, un óvulo, solo se imposibilita la penetración coital) del vaginismo total (en este caso, cualquier "intrusión" es imposible), pero también vaginismo primario (siempre presente) vaginismo secundario (que se da más adelante en la vida, cuando todo iba bien hasta ahora). Pero, ¿por qué se bloquean los músculos del perineo y cómo tratar el vaginismo?   Miedo al dolor y miedo al pene. Cuando hablamos de vaginismo, por lo tanto, estamos hablando de una contracción refleja de los músculos de la vagina: “queremos” hacer el amor, pero algo lo bloquea, el cuerpo se niega. En cuestión, a menudo dispareunia, es decir dolor durante el coito. A fuerza de dolor, de una penetración mal experimentada, la vagina opta por cerrarse para no “revivir” esta experiencia. En otros casos, podemos evocar en sentido amplio el miedo al pene, por una visión distorsionada del sexo masculino (lo imaginamos muy grande, mientras imaginamos su vagina muy pequeña), el abuso sexual que revive en el sujeto una miedo al sufrimiento. También podemos cuestionar la forma en que vemos la sexualidad o lo que hemos escuchado sobre la sexualidad. Una mujer, por ejemplo, que piensa que el sexo es "sucio", puede sufrir vaginismo en la medida en que no se permite la sexualidad. Por supuesto, todo esto no significa que la dispareunia, el abuso sexual o una visión "negativa" de la sexualidad conduzca necesariamente al vaginismo. "Soluciones prácticas Sin decir que el vaginismo es puramente "en la cabeza", es necesario admitir, igualmente, su naturaleza psicológica, por lo que un seguimiento psiquiátrico puede ser de gran ayuda. Pero existen otras soluciones paralelas para salir de eso y volver a domar tu cuerpo. A saber, ya, que el vaginismo no siempre impide una sexualidad plena: la penetración es, erróneamente, el centro de las relaciones sexuales . Sin embargo, se puede disfrutar practicando una sexualidad llamada "preliminar", gracias a las caricias externas, en particular a través de la estimulación de la vulva (y por lo tanto del glande del clítoris), los senos, el vientre... Esta "manera de hacer permite a las mujeres relajarse, lubricarse y darse cuenta de que su cuerpo todavía está en juego. Una observación positiva que es más que útil para la curación. Entonces, los especialistas generalmente sugieren tomarse su tiempo: los músculos de la vagina, si se contraen, no se contraen durante horas. Durante una relación de confianza, con lubricante , suavidad y caricias externas para calmar, es posible “jugar” a la entrada de la vagina. La idea no es en absoluto forzar el paso, sino demostrar a tu cuerpo, palmo a palmo, que puede relajarse. La vagina es como las mallas: cuando metes la pierna se abre. Incluso si es así, aquí no hablaremos de una pierna (atmósfera) sino de un dedo, luego de un pene. Si, por supuesto, el dolor está presente y la penetración es imposible, retomamos la sexualidad de los juegos previos, nos divertimos de otra manera, para no perder la confianza. Finalmente, la masturbación también sigue siendo una vía a explorar: el miedo al pene y, en ocasiones, el miedo a una relación demasiado virulenta, explican en parte el vaginismo. La masturbación te permite, solo, conocer tu cuerpo y asegurarte: está bien, todo va bien. Una “victoria” que invita, pues, a compartir una relación sexual en una nueva dimensión. Si a las dos se bloquea una y otra vez, entonces hay que hacer balance: ¿qué me molesta en esta configuración? ¿En la práctica de la penetración? Elementos de respuesta para luego compartir con un especialista si es necesario.

Leer más