Certifiés BIO

Gels et lubrifiants intimes

Colis discret

sans mention de la marque

Paiement x4

sans frais

SAV 7j/7

disponible 7j/7

chevron_left chevron_right

BDSM

Nuestros consejos

Explorez avec nous les multiples facettes de la sexualité. Notre blog offre des informations utiles du Kamasutra au BDSM, en passant par l'utilisation judicieuse des sextoys et des techniques pour raviver la passion dans votre couple. Apprenez à mieux comprendre l'anatomie masculine et féminine et découvrez des conseils sexo pour enrichir votre intimité.
Que vous soyez novice ou averti, nos articles sont là pour inspirer, éduquer et guider vers une expérience sexuelle plus épanouissante. Rejoignez notre aventure pour transformer votre vie sexuelle en un voyage de découverte et de plaisir.

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

Explorando el sexo pervertido: ¿qué es exactamente?

El término "kink" se refiere a prácticas sexuales que van más allá de las normas tradicionales, a menudo asociadas con el BDSM, la dominación, la sumisión o los fetiches. En nuestra intimidad se esconden a veces deseos y curiosidades que no siempre nos atrevemos a explorar. Las “perversiones”, estas prácticas sexuales que parecen fuera de lo común, a menudo están envueltas en misterio y malentendidos. Sin embargo**, representan una faceta fascinante y auténtica de nuestra sexualidad.** En este artículo, levantaremos suavemente el velo sobre este mundo poco conocido, abordando con delicadeza y precisión lo que realmente significa tener morbo. Lejos de clichés y juicios, exploraremos juntos la riqueza y diversidad de estas prácticas, destacando su lugar en la sexualidad plena y consentida. ¿Qué es una torcedura? Una perversión, en esencia, es una inclinación o interés en la actividad sexual que está fuera de lo común. Este “fuera de lo común” es subjetivo y varía mucho de una persona a otra. Para algunos, el vicio puede ser tan simple como explorar el sexo oral o anal , mientras que para otros pueden ser prácticas más elaboradas como el bondage, el shibari (el arte japonés del bondage con cuerdas) o los juegos de roles eróticos. La traducción literal de Kinky al francés es simplemente “Coquin.e”. Prejuicios sobre Kinky's Las perversiones a menudo se han visto como tabú o marginales. Sin embargo, en una sociedad que avanza hacia una mayor apertura y comprensión de la diversidad sexual, estas prácticas están empezando a verse bajo una nueva luz. Es fundamental reconocer que las perversiones, cuando se practican de forma consensuada y segura, son una parte integral de la sexualidad humana y pueden enriquecer la experiencia erótica. Prácticas sexuales pervertidas comunes Entre las perversiones más comunes encontramos prácticas como el BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación , Sumisión , Sadismo y Masoquismo), los juegos de rol, el fetichismo (como el fetichismo de pies) y muchas otras. También puede ser, por ejemplo, explorar los placeres de la próstata . Cada uno de estos problemas ofrece una ventana a los deseos y fantasías más profundos del individuo, lo que permite la exploración personal y compartida de la sexualidad. Si soy Kink, ¿soy también fetichista? Para desmitificar el mundo del Kink Sex, es fundamental distinguir este concepto del fetichismo, dos términos a menudo confundidos pero que, en realidad, son completamente diferentes. Esta distinción, abordada con espíritu abierto y educativo, nos ayuda a comprender mejor la riqueza de la sexualidad humana. ¿Qué es exactamente el fetichismo? A diferencia del Kinky, el fetichismo se centra específicamente en un objeto o parte del cuerpo que se convierte en fuente de excitación sexual. A diferencia del fetichismo, que puede abarcar una variedad de prácticas, el fetichismo generalmente está más enfocado. Por ejemplo, la fascinación por los pies, conocida como fetiche de pies, es un tipo de fetiche. ¡El consentimiento es clave en Kink Sex! La base de toda práctica Kink El consentimiento es la base sobre la que se basa cualquier práctica perversa. Se trata de un acuerdo claro y entusiasta entre adultos que dan su consentimiento, esencial para garantizar una experiencia segura y agradable para todos los participantes. En el campo de los vicios, donde las prácticas pueden ser intensas y muy personales, el consentimiento adquiere una dimensión aún más significativa. El consentimiento debe ser claro y obvio. El consentimiento no es sólo un simple “sí” o “no”. Implica comprender y respetar los límites y deseos de cada persona. También significa estar atento a las reacciones de tu pareja y estar preparado para ajustar o detener la actividad si es necesario. Comunícate sobre tus deseos y límites. La comunicación es clave para la exploración exitosa de problemas. Le permite compartir sus deseos, sus límites y sus expectativas con su(s) pareja(s). La comunicación eficaz y afectuosa ayuda a crear un clima de confianza y apertura, esencial para explorar los problemas de una manera satisfactoria. Utilice técnicas conocidas para establecer sus límites Es importante desarrollar técnicas de comunicación adaptadas a este contexto. Esto puede incluir discusiones previas detalladas, el uso de palabras seguras y sesiones informativas posteriores a la sesión para compartir sentimientos y experiencias. Tengo prácticas Kink: ¿es esto un problema? Antes de que puedas experimentar y compartir plenamente tus problemas, es esencial reconocerlos y aceptarlos dentro de ti. Este proceso de autoaceptación es a menudo un viaje interior profundo, en el que confrontamos nuestros propios deseos, a veces en desacuerdo con las normas sociales. Es un proceso de exploración personal, donde aprendes a escucharte a ti mismo y respetar tus propias inclinaciones sexuales. Ir más allá de la mirada de los demás Las perversiones a veces pueden considerarse tabú o fuera de la norma. Por tanto, es importante trabajar en uno mismo para superar estas barreras sociales y liberarse de los prejuicios. Esto a menudo implica dejar de lado la culpa o la vergüenza que pueden estar asociadas con estas prácticas. Comparte tus Kinks con alguien Una vez que uno ha aceptado sus propios problemas, el siguiente paso es compartirlos con su(s) pareja(s). Este proceso requiere una comunicación abierta y honesta , así como una cuidadosa atención al consentimiento mutuo. Es importante crear un espacio de diálogo donde todos se sientan seguros para expresar sus deseos y límites. Compartir problemas puede enriquecer enormemente la relación y la intimidad con tu pareja. Esto nos permite descubrir juntos nuevas facetas de la sexualidad, en un marco de respeto y confianza . Es fundamental conseguir siempre que las prácticas sean agradables y aceptadas por todos los participantes. Nuestros consejos para desarrollar tu práctica del Kink Sex Curiosidad por más placer. Experimentar con perversiones es una invitación a descubrirse a uno mismo y a los demás. Es un viaje donde la curiosidad y la apertura de mente son tus mejores aliados. Ya sea explorando nuevas sensaciones, juegos de roles o escenarios BDSM, cada experiencia es una oportunidad para enriquecer tu vida sexual y fortalecer tu conexión con tu pareja. Una experiencia diferente para todos Cada persona es única, al igual que cada exploración de problemas. Es importante personalizar tu experiencia según tus deseos, tus límites y los de tu pareja. La experimentación siempre debe adaptarse a su nivel de comodidad e interés. Por ejemplo, es posible que desees probar un juguete sexual como nuestro juguete sexual especial para el punto G cuando tu pareja no lo quiera. Está 100% bien. Evite los juicios tanto como sea posible. En las prácticas Kink debemos aceptar nuestra visión de nosotros mismos, pero también y sobre todo tomar al otro tal como es. Está bien si una práctica no nos conviene y no queremos ir más lejos, pero al otro le puede gustar lo que le gusta, es su elección. Así que te gusta ? Al abordar los problemas con apertura y curiosidad, nos damos la oportunidad de comprender mejor no sólo nuestros propios deseos, sino también los de nuestra pareja. Es en esta comprensión y aceptación donde reside la clave para una sexualidad plena y enriquecedora. Recuerda que cada viaje es único y lo más importante es ser fiel a ti mismo, escuchando y respetando tus propios límites y los de los demás. Los problemas, cuando se exploran dentro de un marco de consentimiento y respeto mutuo, pueden abrir puertas a una nueva y estimulante dimensión de intimidad. ¡Lo principal es divertirse y disfrutar con amabilidad!

Leer más

Nuestros consejos – Mister Ose

HABLAR SUCIO: La guía para principiantes

Según un estudio australiano realizado en 2015 por el profesor Peter Jonason y su equipo, publicado en Archives of Sexual Behavior, el 92% de los encuestados hablaría durante las relaciones sexuales. Pero, ¿qué es hablar sucio? ¿Qué es exactamente? ¡Concéntrate hoy en esta práctica que eleva la temperatura! Charla sucia: definición Dirty Talk hace referencia a una práctica consistente en pronunciar frases o palabras más o menos atrevidas durante las relaciones sexuales. Aunque inicialmente Dirty Talk se asocia exclusivamente con palabras groseras, los científicos, a través de su estudio, han identificado 8 temas principales que permiten clasificarlos. Y como verás, ¡hay para todos los gustos! Las 8 categorías de Hablar Sucio Dirty Talk: creando conexiones íntimas En primer lugar nos encontramos con la categoría de vínculos íntimos. Es decir, son las frases pronunciadas durante el acto las que tienen un vínculo emocional. Ejemplos: “¡Te amo más que a nada! », “Te encuentro realmente magnífica…”, “Me encanta hacer el amor contigo”. Charla sucia: expresiones “reflejas” Segunda categoría, las llamadas palabras o frases “reflejas”; estas palabras pronunciadas sin que realmente seamos conscientes de ellas. Ejemplos: “¡Oh, sí! ", " De nuevo ! Continúa ! ", " Es bueno ! » Hablar sucio: fantasías El tercer tema identificado por los investigadores se refiere a las fantasías. Como su nombre indica, se trata de materializar verbalmente nuestras fantasías personales y/o comunes. Ejemplos: “Imagínate que alguien nos sorprendiera”, “Imagínate que alguien nos viera follar”, “Imagínate que fuéramos dos cuidándote”. Hablar sucio: estímulo Cuarta categoría: estímulo. No es necesario dibujar, se trata de las frases que dices para animar a tu pareja a continuar con lo que ha empezado. Ejemplos: "¡Por favor, sigue así!" », “¡No pares, es perfecto!” » Hablar sucio: en modo instrucción En el número 5 encontramos las instrucciones. Ejemplos: "¡Esfuérzate!" Mas rapido ! », “Llévame por detrás”, “Agárrate a mi cabello” Charla sucia: palabras para poseer El sexto tema se refiere a la posesión. Son frases que se dicen para acentuar el sentimiento de pertenencia. Ejemplos: "¡Tú eres mío!" ", " Me perteneces… " Hablar sucio: palabras para dominar El penúltimo punto se refiere a la dominación y a las palabras que pueden sonar a órdenes. Ejemplos: “Haz exactamente lo que te digo”, “Lámeme/chúpame” Charla sucia: enviar Finalmente, el último tema se refiere a la sumisión . A diferencia de la dominación, esto te permite ofrecer una gran libertad a tu pareja. Ejemplos: “Haz lo que quieras con mi cuerpo”, “Haz lo que quieras conmigo”. ¿Cómo practicar Dirty Talk correctamente? Antes de jugar con las palabras, es fundamental comentarlo previamente con tu pareja. Puedes programar un tiempo dedicado a esta discusión cortando todas las fuentes de distracción (teléfono, televisión, etc.) y hablar abiertamente sobre tus afinidades en este ámbito. Durante un reportaje, no improviséis, lo que podría poner en peligro este momento de compartir si no os habéis tomado el tiempo para discutir este tema. Los fundamentos de Dirty Talk: comunicación erótica Dirty Talk se puede utilizar para expresar deseos, fantasías, emociones o pensamientos de naturaleza sexual. Esto puede ayudar a aumentar la excitación, fortalecer la conexión emocional entre la pareja y mejorar la experiencia sexual en general. Antes de emprender este camino, es importante asegurarse de que el deseo sea compartido. Esto puede ser puntual o, por el contrario, formar parte de tus deseos a largo plazo. Además, no olvide discutir sus respectivos límites, ya sean oraciones o palabras dichas. Conceptos básicos de hablar sucio: consentimiento y comodidad Como ocurre con cualquier práctica sexual, el consentimiento y la comodidad de la pareja son fundamentales. Algunas personas pueden encontrar Dirty Talk emocionante y estimulante, mientras que otras pueden encontrarlo incómodo u ofensivo. Es importante discutir estos límites con una pareja antes de iniciar este tipo de comunicación. Los conceptos básicos de hablar sucio: uso en varios contextos Dirty Talk se puede utilizar en una variedad de contextos, incluso durante el sexo, los juegos previos, el sexting (envío de mensajes de texto sexuales) o incluso como una forma de juego de roles erótico. Si bien Talk Dirty Talk puede ser una fuente de emoción, también puede matar cualquier deseo si no usas las palabras sabiamente. Una vez que este marco esté correctamente definido, podrás dejar que tu imaginación haga el resto. Hablar sucio en la vida sexual A veces se subestima el poder de las palabras. Y si bien puede elevar la temperatura en la cama (o en cualquier otro lugar) durante las relaciones sexuales, también puede ayudar a generar excitación antes de las relaciones sexuales. Por ejemplo, nada te impide enviar mensajes de texto a tu pareja durante el día , justo antes de quedar con ella por la noche, para darle una idea de lo que le espera cuando llegue a casa. Hablar sucio también te permite acceder a una parte más liberada de ti mismo, a veces incluso más salvaje o incluso más animal si decides aventurarte en el reino de las palabras sucias. Cualquiera que sea tu personalidad, siempre habrá palabras que resuenan en ti más que otras. ¿Qué debo hacer si no tengo ninguna afinidad particular con Dirty Talk? No es un fin en sí mismo. No es una condición sine qua non para vivir y compartir un momento de placer con alguien. De hecho, algunas personas expresan su placer de otra manera que no sea con palabras. También es posible comunicarte con tu pareja de forma no verbal: a través de la respiración, gemidos, miradas o incluso gestos. Puedes observar lo que le sucede a tu pareja cuando acaricias su clítoris o cuando estás en una posición particular como Misionero . No te preocupes si no tienes una afinidad particular por esta práctica, siempre encontrarás la manera de hacerle entender a tu otra mitad cuánto aprecias este momento. ¿Por dónde empezar con Talk Dirty? Vous pouvez par exemple vous mettre dans de superbes conditions très sexy pour démarrer de manière douce le Dirty Talk : posez tranquillement pour faire un massage avec notre Huile de Massage au Chanvre , et commencez doucement par quelques mots doux pour voir si ça vous convient d' probar. Precauciones a tomar durante la conversación sucia Si hay una precaución a tomar a la hora de hablar sucio es evitar caer en clichés o incluso faltas de respeto hacia los demás . La práctica requiere deseo (y como ocurre con todo en la sexualidad, el consentimiento de la pareja) y escuchar antes y durante el coito. No dudes en actualizar periódicamente organizando momentos de debate, porque, como se dice muy poco, los deseos de cada uno pueden evolucionar en una dirección u otra con el tiempo. ¡Y es completamente natural! Además, si persisten ciertos miedos o desganas, muy bien puedes comenzar esta práctica con suavidad, extrayendo ideas de la categoría de conexiones íntimas, frases reflejas o de aliento. Cuando te sientas más cómodo, puedes subir un nivel y probar otras cosas si lo deseas. Espero que estos pocos consejos sobre Dirty Talk hayan respondido a las preguntas que tenías sobre el tema. Y no lo olvides: ¡lo más importante es ser tú mismo!

Leer más

Nuestros consejos – L'équipe Goliate

¿Por qué la sumisión excita?

¿Qué es la sumisión sexual? La sumisión sexual se refiere a una dinámica o rol erótico en el que una persona se somete voluntariamente a la voluntad de otra. Puede expresarse de diferentes formas y variar en intensidad, desde juegos de rol ligeros hasta prácticas más intensas de BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo, Masoquismo) . Reglas importantes en la sumisión sexual. Aquí hay algunos puntos clave que debe comprender sobre la sumisión sexual: Consentimiento: La sumisión sexual se basa en el consentimiento mutuo. Esto significa que todas las partes involucradas están de acuerdo con la dinámica y actividades que se practican. El consentimiento puede retirarse en cualquier momento. Comunicación: La comunicación abierta es esencial para establecer límites, discutir deseos y garantizar que todas las partes se sientan seguras y respetadas. Roles: en una dinámica sumisa, suele haber una pareja dominante (o “dom”) y una pareja sumisa (o “sub”). Estos roles pueden ser constantes o intercambiables dependiendo de las preferencias de los participantes. Prácticas: La sumisión puede incluir una variedad de actividades, como bondage, disciplina, privación sensorial, bondage, etc. Las actividades exactas dependen de las preferencias y limitaciones de los participantes. Seguridad: La seguridad es primordial. Muchos practicantes de BDSM siguen el principio "SSC" (Safe, Safe, and Consensual) o "RACK" (Risk Aware Consensual Kink) para garantizar que las prácticas sean consensuales y se realicen de forma segura. Psicología: Para algunos, la sumisión es una liberación emocional o una forma de explorar aspectos de su personalidad en un ambiente controlado. Para otros, puede ser una expresión de su identidad o de sus deseos más profundos. Respeto y bienestar: aunque la dinámica puede implicar un juego de poder, el respeto mutuo es esencial. Después de una sesión, es habitual practicar el "aftercare", un momento de cuidado y tranquilidad para conseguir que todos los participantes se sientan bien y seguros. La sumisión sexual es una elección y no una obligación. Es importante señalar que la sumisión sexual, como todas las prácticas sexuales, es una cuestión de elección personal. Siempre que se practique de manera consensuada y respetuosa, puede ser una expresión sana y plena de la sexualidad. Testimonios sobre sumisión sexual Muchas personas disfrutan de relaciones de dominación y sumisión con preferencia por el segundo lugar. ¿Por qué es apasionante el papel del sumiso en el juego de pareja? Explicaciones y consejos sobre cómo empezar. ¿Por qué probar la sumisión sexual? “Al obligarme a seguirlo, mi pareja me obliga a dejarlo ir” “Solo cuando Erwan toma la iniciativa no pienso en nada. Me dejo hacerlo, le obedezco, mi cabeza se queda vacía”, confiesa Elodie, 30 años. Si el sexo nos ayuda a muchos a desconectar, todavía tenemos que abandonarnos por completo. La sumisión requiere no tomar iniciativa, es decir, no controlar nada más. La definición misma de dejar ir, que experimentamos tanto en la vida como en la cama, con mayor o menor éxito. Una vez que ya no nos decidimos por la siguiente caricia y nos dejamos guiar sin pensar, acogemos el placer con mayor facilidad. Nuestro cerebro está desconectado, estamos atentos a cada palabra, a cada gesto, para que nuestras sensaciones estén más intactas y, por tanto, más placenteras, como lo demuestra Marjorie, 26 años: “Si mi pareja me toca el pene poniéndome la mano en la boca y al tirarme del pelo obtengo tres veces más placer. Me gusta la limitación, me siento una cosita frágil y vulnerable. Al obligarme a seguirla, mi pareja me obliga a dejarla ir. No puedo aferrarme a nada. Esta posición de inferioridad me excita porque todas las sensaciones se multiplican por diez”. La sumisión sexual también es una excelente manera de probar Dirty Talk . Lo desconocido, el placer de la sumisión "No saber si me va a tocar los pechos o el trasero es tremendamente bueno" Al actuar como sumisos, dejamos que el otro guíe el barco de nuestro placer. ¿Cómo podemos predecir si nos rozará o nos morderá? ¿Besarnos o darnos la vuelta? Las sorpresas se suceden y más si te vendas los ojos. “Me gustan las relaciones de dominación y sumisión con los ojos vendados”, afirma Simon, de 32 años. No sé qué esperar. Mi novia decide y cada iniciativa de su parte es una sorpresa, lo que me da más placer. ¡Me enfrento a lo desconocido y me está volviendo loca! ". Un sentimiento que comparte Marjorie. Porque si el placer surge del dejarse llevar y de la pérdida de control, también se encuentra en la imposibilidad de anticiparse. “Mi compañero juega frío y calor, él marca el tono del reportaje. No saber si me va a tocar los senos o las nalgas, me tenderá el pene o me obligará a masturbarme es tremendamente bueno. Como si ser una actriz así me quitara parte de la emoción porque la relación se vuelve predecible. Cuando no estamos jugando me gusta saber cómo lo voy a tocar o susurrarle lo que me gusta, pero de la sorpresa mi cuerpo salta, cada gesto es más loco. Sumisión sexual pero también dominación. “Al someterlo lo domino” La relación de dominación y sumisión toma la forma de un juego: la pareja elige juntos el papel de cada uno. El entorno es íntimo, definido y respetuoso. Y contrariamente a las apariencias, ¡el sumiso también tiene el poder! Físicamente se podría pensar que es inferior, pero en realidad la proporción está equilibrada. Es decidiendo ser sumiso y jugar más o menos el juego como se orienta el dominante. “Es suficiente que ya no tome ninguna iniciativa y me encerré en mí mismo como alguien que tiene el control para que Florian entienda de dónde vengo. Y cuanto más juego “débil”, más él juega fuerte. Al contrario, si quiero estar un poco más presente, soy más activa y él domina menos”, nos dice Hélène, 31 años. Básicamente, la pareja olvida rápidamente quién es el dominante, quién el dominado, y uno necesita del otro para desempeñar su papel . Si el dominado espera que el dominante lo guíe, el dominante puede soltarse si el dominado se lo permite y fijará sus límites si el dominante va demasiado lejos. Un juego equilibrado, para el máximo placer. Siempre que todos estén de acuerdo. Si el tema te interesa, descubre también el testimonio de Alicia, sobre la dominación sexual .

Leer más