Certifiés BIO

Gels et lubrifiants intimes

Colis discret

sans mention de la marque

Paiement x4

sans frais

SAV 7j/7

disponible 7j/7

chevron_left chevron_right
Réinventer sa sexualité avec la circlusion : de nouvelles perspectives GOLIATE

Reinventar tu sexualidad con circunclusión: nuevas perspectivas

En el universo infinito de la sexualidad, donde cada caricia, cada aliento, cada movimiento escribe una historia única, un término emerge del silencio y despierta la curiosidad: circunclusión. Esta palabra, con su sonido casi místico, abre las puertas a una reflexión profunda sobre nuestras prácticas íntimas, nuestros deseos ocultos y los paradigmas muchas veces inexplorados de nuestra intimidad.

Pero ¿qué es exactamente la circuncisión? Lejos de ser un simple neologismo, este concepto, nacido de la pluma de una pensadora feminista, nos invita a repensar la sexualidad más allá de las normas establecidas, más allá de la penetración tradicionalmente glorificada.

Es una invitación a explorar un mundo donde el placer se redefine, donde los roles se invierten y entrelazan, donde cada pareja se convierte en actor y creador de su propio placer.

En este artículo, revelaremos los secretos de la circuclusión. Exploraremos sus orígenes, su significado y, sobre todo, cómo puede transformar la forma en que experimentamos la sexualidad. Tanto si eres novato como si eres un experto en la materia, déjate guiar en este viaje al corazón del círculo, donde cada descubrimiento promete enriquecer tu universo sensual.

Circlusión: ¿de qué estamos hablando?

¿Qué representa realmente la circunclusión? Nacida de la mente ilustrada de la escritora feminista alemana Bini Adamczak en 2016, circunclusión es mucho más que una simple palabra. Es una respuesta, un contrapunto audaz a la penetración, a menudo vista como el alfa y omega de la sexualidad. Si la penetración es el acto de introducir, de insertar, la circunclusión se define por el acto de rodear, de cubrir, de recibir activamente .

Imagínese por un momento: un mundo donde la sexualidad ya no es unidireccional, sino un diálogo, un intercambio equilibrado donde cada socio es al mismo tiempo dador y receptor.

En la circunclusión, el poder y el placer ya no son prerrogativa de quien entra, sino compartidos, cocreados en un acto de unión donde todos participan plenamente.

Esta redefinición nos invita a repensar nuestras interacciones más íntimas. Nos empuja a reconocer que en el acto sexual cada pareja, ya sea penetrante o penetrada, juega un papel activo y poderoso. Al adoptar la circunclusión en nuestro lenguaje y nuestra práctica, transformamos nuestra manera de experimentar la sexualidad, de sentirla, de compartirla. Es una invitación a explorar, a experimentar, a redescubrir nuestro cuerpo y el de nuestra pareja bajo una nueva luz, más equilibrada y armoniosa.

Circlusión y penetración: excelente complementariedad

En el ballet de la sexualidad, donde cada movimiento cuenta y cada gesto tiene su significado, la circunclusión y la penetración se desarrollan juntas, no como opuestas, sino como compañeras complementarias.

Al integrar la circunclusión en nuestro abanico de prácticas sexuales, abrimos la puerta a una sexualidad más equilibrada . Reconocemos que el placer no es unidireccional, sino un intercambio, un flujo continuo entre socios. Circlusion nos enseña que en este intercambio, cada socio, ya sea el que penetra o el que es penetrado, tiene un papel activo que desempeñar, una contribución única que hacer.

Esta complementariedad entre circunclusión y penetración nos invita a repensar los roles tradicionales en la sexualidad. Nos empuja a cuestionar ideas preconcebidas sobre activos y pasivos, sobre el dador y el receptor. Va más allá del placer de la penetración y es aún mejor si va acompañado de:

La circuclusión permite un nuevo enfoque de la sexualidad

La circulación no es sólo una práctica sexual; es una revolución cultural. Nos invita a repensar nuestras ideas preconcebidas sobre la sexualidad, a deconstruir las normas establecidas y a considerar el placer desde una nueva perspectiva. Este concepto nos empuja a cuestionar las dinámicas de poder tradicionales y a considerar una sexualidad más igualitaria e inclusiva.

Placer compartido y equidad en el sexo.

Para concluir, se pone en duda la noción de dominación , a menudo asociada a la penetración. Ya no se trata de quién domina y quién es dominado , sino de cómo cada socio puede contribuir activamente al placer compartido. La circuncisión nos enseña que el placer es un campo de juego igualitario, donde cada persona tiene un papel que desempeñar, sin dominio ni sumisión.

Una nueva aproximación al placer

Al adoptar el término circuclusión, estamos adoptando un nuevo lenguaje para hablar de sexualidad . Este lenguaje más inclusivo y equilibrado refleja un enfoque más holístico del placer, donde se valora cada aspecto del acto sexual. ¡También es una excelente manera de hacer que el placer dure más !

¿Quién puede explorar la circunclusión?

La belleza de la circularidad reside en su universalidad. Este concepto trasciende géneros, orientaciones y prácticas sexuales. Ofrece una nueva perspectiva, una nueva forma de vivir y sentir la sexualidad accesible a todos. Ya sea que estemos en una relación heterosexual, homosexual o de otro tipo, la circunclusión nos invita a repensar nuestra forma de dar y recibir placer.

Circlusión en las relaciones heterosexuales.

En las relaciones heterosexuales, la circunclusión puede verse como una invitación a explorar más allá de los roles tradicionales . Ella anima a los socios a experimentar con dinámicas donde la diversión y la iniciativa no estén limitadas por las normas de género. Es una oportunidad para que hombres y mujeres redescubran su sexualidad, se abran a nuevas formas de placer e intimidad.

Diversidad de prácticas sexuales.

La circunclusión también enriquece las prácticas sexuales fuera del marco heteronormativo. Ofrece una nueva dimensión a las relaciones de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer, enfatizando la reciprocidad, la creatividad y el reparto equitativo del placer. En cada interacción, la circuncisión permite reconocer y valorar la contribución activa de cada socio.

Símbolo circular de inclusión

En última instancia, la circunclusión es un símbolo de inclusión y diversidad en la sexualidad. Nos recuerda que el placer y la intimidad no se definen por nuestros cuerpos ni nuestra orientación, sino por nuestra capacidad de conectarnos, compartir y explorar juntos. Circlusion es una celebración de la diversidad sexual, una invitación a todos a redescubrir el placer bajo una luz nueva y más equilibrada.

¿Cómo integrar la circuclusión en tus prácticas sexuales?

Comunicate con tu pareja

Incorporar la circunclusión a tu vida sexual comienza con una comunicación abierta y honesta con tu pareja. Discute tus deseos, tus curiosidades y tus límites. La circuclusión es un baile para dos, donde cada pareja debe sentirse escuchada, respetada y valorada.

Explora la práctica

Explorar la circunclusión es un viaje de descubrimiento. Tómate el tiempo para experimentar con diferentes técnicas y posiciones que resalten la receptividad activa. Presta atención a las reacciones de tu cuerpo y el de tu pareja. Recuerde, no existe una forma "correcta" de practicar la circuclusión; lo que importa es el placer y la conexión compartidos. Practicar sexo lento también es una excelente forma de progresar en esta nueva práctica.

Entonces, ¿estás empezando?

Exploramos juntos este concepto revolucionario, revelando sus múltiples facetas y su potencial para transformar nuestra visión de la sexualidad. La circunsión no es sólo una práctica; ** es una puerta a una comprensión más profunda de nuestros deseos, una invitación a redefinir el placer y equilibrar las dinámicas de poder** en nuestros intercambios íntimos.

Pero, como cualquier exploración, ésta no se detiene en las palabras leídas o escuchadas. Realmente comienza cuando tú, en la intimidad de tu habitación o de tu mente , decides poner en práctica este nuevo conocimiento. Circlusion es una experiencia para vivir, sentir, compartir. Ella es una chispa que puede encender un fuego de pasión y descubrimiento en tu vida sexual.